Como hacer gel de Aloe Vera

Como hacer gel de Aloe Vera

432

Hoy en la sección de salud vamos a aprender a realizar algo realmente útil, conoceremos el correcto procedimiento para fabricar gel de aloe vera, el cual es realmente eficiente para curar quemaduras, raspones y cortes, ya que acelera el proceso de cicatrización, además de contener otras propiedades conocidas como ser efectivo humectante para la piel, entre otras cosas.

Comenzaremos con enumerar los ingredientes necesarios, para luego continuar con el procedimiento y el envasado, cabe destacar que estas son las proporciones para preparar un frasco pequeño de gel de aloe, si se quiere fabricar más cantidad las cantidades deben aumentarse proporcionalmente.

Materiales Necesarios:

  • Hojas de Aloe vera: ¼ taza.
  • Vitamina C en polvo: 500mg.
  • Vitamina E: 400 IU(Unidad Internacional, así pídanlo en la farmacia).
  • Cuchillo común.
  • Cuchara grande.
  • Frasco de vidrio o algún recipiente con tapa apto para largas conservas.
  • Una Licuadora o procesadora.

Procedimiento:

Como primer paso debemos cortar las hojas con un cuchillo afilado de manera horizontal, quitando la capa superior de modo que quede expuesta la pulpa de las mismas, repetir el procedimiento con todas las hojas.

Luego es el momento de recolectar toda la pulpa de las hojas, raspando con una cuchara grande hasta llegar a la piel inferior, cuidando de no desperdiciar nada.

Ahora es momento de mezclar los ingredientes, para ello vamos a colocar la pulpa de Aloe Vera dentro de una licuadora junto con los 500mg de Vitamina C y las 400 IU de Vitamina E, se deme mezclar todo a una velocidad máxima hasta lograr una pasta homogénea con un color uniforme.

Una vez lograda la consistencia deseada en la pasta, solo resta guardarla en algún frasco de vidrio o recipiente apto para largas conservas, con uno de mayonesa o mermelada es suficiente. Antes de guardar nuestra pasta dentro, es necesario esterilizar el frasco dejándolo en un agua hirviendo como mínimo 15 minutos, luego de esto se debe meter la preparación de aloe vera rápidamente con el frasco aún caliente y luego tapar fuertemente.

Una vez que nuestro frasco este bien cerrado se debe conservar en la heladera, donde obtendrá una consistencia similar a la de un gel. Con esto ya tendremos nuestro gel de Aloe vera listo para utilizar. Es muy útil para aplicar sobre cortes, heridas, quemaduras y cicatrices, además es un ungüento ideal para humectar y refrescar la piel reseca.

Nota: Con una correcta conservación y refrigeración, este gel puede durar varios meses sin echarse a perder, es aconsejable aplicarlo con algún utensilio bien limpio para no contaminar el frasco con agentes externos que podrían acelerar su descomposición.