Como hacer accesorios de espía para niños

Como hacer accesorios de espía para niños

430

Los niños se fascinan por los espías. Después de todo, los espías llegan a hurtadillas, viven tremendas aventuras y tienen accesorios de espías muy divertidos. Todos estos artículos son herramientas que puedes hacer fácilmente en tu casa. Vamos a inspirarnos en James Bond y armar un buen Kit de elementos; aunque no prometo el Mercedes Benz y la linda chica.

007

Una tarjeta de identificación para el espía. Por supuesto, no queremos que los malos conozcan el nombre real de nuestro espía, así que debe elegir un alias. Este paso es muy fácil, lo puedes hacer con una computadora e impresora. El tamaño de la tarjeta del espía es aproximadamente igual al de un carnet de conductor. Luego tendremos que conseguir una almohadilla con tinta para que el espía deje su huella dactilar en la tarjeta, y si es posible, laminarla.

Cualquier espía en serio tiene tinta invisible para enviar mensajes secretos a otros espías. Pon un poco de jugo de limón en una botella y adjunta un palillo con una banda elástica. El espía debe sumergir el palillo en el jugo y escribir en un papel blanco su mensaje. El otro espía tiene que calentar el papel con una bombilla, el jugo de limón se pone marrón y puede leerse el mensaje secreto. Aquí hay una manera mejor para hacer tinta mágica.

Un buen espía también debe tener polvo para descubrir huellas dactilares. Para obtenerlo debes mezclar en partes iguales almidón de maíz y una mina de lápiz negro bien molida. Luego coloca este polvo en un frasco o una botella, y utiliza un pequeño cepillo de maquillaje sobre las huellas dactilares. Luego con una cinta adhesiva sobre la huella se puede tomar y llevar hacia un papel blanco.

Aquí te mostramos como hacer un telescopio. Otro de los elementos esenciales para que los niños jueguen a los espías.

Haz un escondite secreto para sus cosas. Un buen espía tiene un lugar secreto donde guarda sus pertenencias donde nadie puede encontrarlas. Una buena idea también es tomar un libro de tapa dura que no será extrañado por nadie y pegar 3/4 de sus hojas con cola. Cuando se seca, cortar un pequeño cuadro en las hojas para hacer un libro hueco.