Como sanar el alma

Como sanar el alma

Escrito por El Posteador

Hasta mafalda quería curarse el alma

Desde hace milenios hablamos del alma, las personas religiosas creen que es la entidad invisible que posee todo ser vivo y que lo hace único e irrepetible, los menos creyentes están de acuerdo en decir que existe la conciencia, aquello que gobierna a cada ser y que, también, lo hace único e irrepetible. Sea como sea el componente espiritual es innegable, y también es innegable el deseo de todo ser humano de tener el alma sana.

Estar enfermo del alma es sentirse mal, sin ganas de vivir, desdichado, malhumorado, triste, desganado y en algunos casos con rencor y odio hacia los demás. Un gran ejemplo de un alma enferma es la persona envidiosa. La envidia es un sentimiento muy fuerte que daña al que la posee y sin dudas no permite a nadie ser feliz.

Obviamente sanar el alma es un proceso largo y de autoconocimiento. Para tener el alma sana necesitamos saber como pensamos y porqué pensamos, también debemos, antes que nada, respetarnos a nosotros mismos, ya que de nada sirve intentar mejorar si sentimos lástima o desdicha por nosotros, así que primero hay que comenzar a mejorar el autoestima, es un proceso muy difícil el comenzar a quererse, pero ten por seguro que si lo haces comenzarás a ver como los demás te ven de otra manera y tus relaciones cambiarán para bien. Recordá la frase, si no te quieres, no te van a querer.

Otra clave para sentirse bien es hacer cosas por uno mismo. En esta vida moderna que nos exige mas y mas muchas veces pasamos el día haciendo tareas, trabajando, intentando hacer más y más cosas y nunca nos conectamos con nuestro interior, es más, muchas veces llegamos a una situación donde no sabemos lo que queremos porque pasamos todo el tiempo  mirando hacia afuera. Pasa todo el tiempo, no te preocupes, y es posible volver al camino interior.

Volver al camino interior no significa ponerse una túnica e ir a vivirse al Tíbet (aunque hay gente que lo haría y sería feliz con ello), mas bien significa conectarse con uno mismo e intentar darse cuenta que la vida es ahora, es este momento, en el cual yo escribo este artículo y vos lo estás leyendo. Podés comenzar ahora, si tenés al lado a un familiar o amigo, dale una sonrisa y vas a ver cómo la devolución es inmediata, o si no tenés a nadie cerca agarrá el teléfono y llamá a algún ser querido solo para preguntarle como está. Esas son las cosas que sanan el alma.

La vida actual parece una pendiente inalcanzable y la sociedad no ayuda, vivimos inmersos en competencias, donde pareciera que superar al otro es destruirlo y con el tiempo uno se da cuenta que puede superar a otros para superarse y luego ayudarlo a que se superen los demás. Esta es la maravilla de la inercia vital, y aunque mucha gente crea que ayudar a los demás atrae a los oportunistas que siempre intentan utilizar a la gente “buena” les voy a dar la razón, pero tengan en cuenta que la vida va y viene, y todo lo que uno da lo recibe (la ley del karma) y te aseguro que así es y eso te ayudará a sanar tu alma.

Tener el alma sana significa que solamente tengas buenos sentimientos en tu interior. Es un camino difícil, lo sé, y te lo dice alguien que lo intenta a diario y muchas veces cree que no es posible, pero con el tiempo uno se va acostumbrando. Tener buenos sentimientos no solamente sana el alma sino que fortalece a la persona tanto anímica como físicamente, ya que, aunque parezca increíble, existen estudios que indican que las personas egoístas, pesimistas y envidiosas tienen menor capacidad de superar situaciones difíciles. Así que aunque odies a alguien con toda tu alma, intenta tener buenos sentimientos en una actitud egoísta, sí, la última actitud egoísta de tu vida, para que sea una inversión de vida.