Como conservar frutas en frascos

Como conservar frutas en frascos

140
Escrito por Diego

Si tienes una huerta, o los vecinos te dieron una canasta llena de frutas frescas, la cosecha solo durará un tiempo si no se toman medidas para conservarlas.

Hay tres formas básicas de conservar frutas durante un periodo de tiempo prolongado: congeladas, envasadas o secas. Este artículo se centrará en conservas enlatadas.

Selecciona las frutas que quieres conservar. Deben estar firmes y maduras, con poca o ninguna magulladura, sin insectos o signos de deterioro.

Las frutas tienden a perder calidad con bastante rapidez cuando se congelan, para usar en la cocina con pasteles, no es un tema critico. El secado es una buena opción para las frutas firmes, como los melocotones, uvas, etc. e incluso se obtendrán buenos resultados con las manzanas o plátanos, pero si se hace bien.

Duraznos en conservas

Aquí nos enfocamos en la conserva de frutas con pulpa: peras, manzanas o duraznos para empezar. Estos son más fáciles de preparar y mas tolerantes que las frutas suaves como higos, ciruelas y similares.

Pela la fruta. Esto se puede hacer con un cuchillo o pela papas bien afilado. Pero debes tener en cuenta que se corta la piel lo más fina posible para no afectar la calidad del producto terminado. Cuanto más profundo, menos cantidad.

Corta la fruta por la mitad y quita el corazón y el tallo. Si se hace correctamente, esto dejará dos mitades solidas y comestibles de la fruta. También quita las partes dañadas o en mal estado.

Corta nuevamente la fruta del tamaño que desees y colócala en una olla lo suficientemente grande como para cocinar sin hervir. Agrega tres centímetros o menos de agua y coloca sobre la hornilla a fuego medio, o medio alto.

Añade el azúcar a gusto, pero al menos lo suficiente para crear un jarabe o almíbar que debes usar para el envasado mas adelante. Una taza de azúcar por kilo de fruta está bien, pero depende de la acidez de la fruta y el gusto personal.

Agrega condimentos adicionales si lo deseas. La canela va muy bien con manzanas y peras, pero con moderación.

Mientras la fruta se cocina ve preparando los frascos. Debes tenerlos prelavados en un espacio amplio y cómodo para trabajar. Cada uno con su tapa a un lado y sus respectivos anillos – o precintos – para apretar.

Cocina la fruta a fuego lento hasta que estén tiernas, por lo general son unos 20 minutos mas o menos. La pulpa de la fruta debe parecer translucida y el almíbar debe tener su consistencia.

Con una cuchara saca el fruto de la olla a los frascos. Debes llenarlos completamente casi hasta el tope. Luego llena el frasco completamente de jarabe, casi hasta el tope también. Cuando están completamente llenos, tápalos y ajusta bien los anillos.

Será necesario procesar los frascos de fruta. Para esto necesitas una olla grande con agua para hervirlos. Una gran ventaja es una rejilla para que los frascos no toquen el fondo de la olla, y evitar correr el riesgo de que los frascos se rompan.

Hierve los frascos tapados completamente con agua durante el mismo tiempo de cocción. Esto asegura que la temperatura esté suficientemente alta para matar los microorganismos que han sobrevivido hasta este punto.

Cuanto finalizas deja que los frascos se enfríen, y luego los guardas en un lugar fresco y seco.

Conservar frutas no es sencillo, requiere práctica, e ir probando diferentes frutas. Pero aprenderás los secretos rápidamente.

Recursos