Propiedades físicas de la materia

Ciertos objetos son sólidos, como el hierro; otros son líquidos, como el agua, y otros son gaseosos, como el vapor.

Algunos seres tienen vida, por ejemplo, las plantas y los animales. Otros son seres inertes, por ejemplo los minerales. Pero tanto los seres vivos como los seres inertes están formados por materia.

Todo lo que se encuentra a nuestro alrededor está formado por materia.

La materia tiene peso, ocupa un lugar en el espacio y la percibimos con nuestros sentidos. La parte más pequeña de una sustancia es la molécula. A su vez, las moléculas están formadas por átomos.

Estas son las propiedades físicas de la materia.

Un atomo de helio

La inercia

Todo objeto en reposo opone resistencia al movimiento; es necesario aplicarle una fuerza para que se mueva.

Cuando intentamos detener un cuerpo que está en movimiento también encontramos resistencia a ese cambio. Así, por ejemplo, cuando un auto frena bruscamente los pasajeros se van hacia adelante porque tienden a mantener el movimiento que llevaban.

Por el contrario, cuando un auto arranca rápidamente, los viajeros se van hacia atrás porque tienden a mantener el estado de reposo que tenían hasta el momento de arrancar.

Cuando un ascensor inicia el descenso bruscamente, sentimos un “vacío” en el estomago. Esto se debe a que nuestros órganos internos se resisten a acompañar el movimiento.

La oposición de los cuerpos a modificar el estado de reposo  o de movimiento en que se encuentra es una propiedad de la materia, llamada inercia.

El volumen y la capacidad

Otra propiedad de la materia es el volumen, es decir, la materia ocupa un lugar en el espacio. Por lo tanto, el volumen de un cuerpo es la cantidad de espacio que ocupa dicho cuerpo.

Si un objeto está ocupando un lugar, este espacio no puede ser ocupado simultáneamente por otro cuerpo. Esta cualidad de la materia se llama impenetrabilidad.

Por ejemplo, si ponemos una goma en un vaso lleno de agua, ésta se derrama porque la goma ocupa el lugar del agua desalojada. Muchas veces se confunden los términos volumen y capacidad. Sin embargo estos términos no son sinónimos.

La capacidad de un cuerpo es el espacio libre que posee y en el cual puede contener otro cuerpo. Cuando hablamos, por ejemplo, de la capacidad de un vaso, hacemos referencia a la posibilidad de que dicho vaso contenga un cierto volumen de agua, de leche, etcétera.

El peso

La Tierra atrae todos los cuerpos hacia su centro, debido a la fuerza de gravedad. Ésta es la causa por la que todos los cuerpos pesan.

El peso de un cuerpo es la fuerza con que la Tierra atrae a dicho cuerpo.

Si se lanza hacia arriba una pelota, esta alcanza a cierta altura y luego cae, atraída por la fuerza de gravedad. La existencia de la atmósfera que envuelve la Tierra se debe a la atracción que la tierra ejerce sobre el aire. Si esta atracción, los gases escaparían al espacio.

El peso de un cuerpo varia con la distancia a la que éste se encuentre de la Tierra. Es una nave espacial, los objetos deben ser atados, ya que al alejarse de la Tierra, su peso disminuye y los objetos tienden a flotar en el espacio.

¡Valora el artículo!