Como ahuyentar gatos vagabundos

Como ahuyentar gatos vagabundos

En casa de mis padres suelen andar gatos vagabundos por el patio, muchas veces comiendo la comida de los perros o tomando su agua. Pobrecitos, ellos no son culpables de que no existan políticas de castrado  o que muchos dueños no le presten el cuidado necesario y cuando las gatas se preñan dejan los gatitos a merced de nadie.

Como en casa no molestan, eso no significa que a otra gente les guste tener gatos en sus patios a la noche, por el contrario, muchas personas suelen tener problemas de sueño o por ser dueñas de pajaritos o loros tienen mucho miedo de que los gatos les coman sus mascotas. Para ellos vamos a ver varios consejos para ahuyentar gatos “vagos” que se meten en los patios o andan por los techos.

Gato vagabundo

Como mantener alejados a los gatos

Ten en cuenta estos consejos para evitar tener cerca a los “gatos vagos”.

Papel de aluminio en las vallas de las cercas: Es buena idea que en la parte superior del tapial pongas papel de aluminio. Los gatos odian pisar papel de aluminio como también la reflexión de luz que genera. Es probable que la mayoría de los gatos cuando pisan el papel de aluminio vuelvan a “territorio conocido”.

Cáscaras de limón y granos de café para espantar: Los gatos odian los olores del café y de la cáscara del limón y de otros cítricos. Dispérsalos sobre los lugares donde sueles ver gatos. También agrega un poco de pimienta en esas zonas. Recuerda renovar estos preparados cada 3 o 4 días ya que el poder del olor disminuye con los días.

Botellas con agua: Pon botellas transparentes con agua en los lugares cercanos a las puertas y donde los gatos suelen orinar o defecar. Los gatos (al igual que los perros) suelen ahuyentarse al ver botellas con agua en su interior. Curioso pero real.

Planta Ruda: El olor de la ruda espanta a los gatos, intenta probar plantando en las zonas donde suelen entrar los gatos. Recuerda que puedes hacer repelente para gatos si todo esto no funciona.

Existen repelentes para gatos que no son caseros, son caros y que funcionan muy bien como son los aspersores de agua controlados por movimiento (los gatitos odian en demasía el agua) y también los repelentes por ultrasonido.