Recetas de meriendas saludables

Por -
545

La merienda puede ser buena para ti, o no, dependiendo de lo que comes (y cuánto).

Puedes mantener a raya el hambre entre las comidas y recibir nutrición adicional eligiendo alimentos ricos en nutrientes, o puedes devorar alimentos de alto contenido energético y aumentar kilos rápidamente si no tienes cuidado.

Piensa en las meriendas como mini-comidas y mantiene el equilibrio.

Vigila tus porciones y elige un poco de proteína con grasas saludables y carbohidratos altos en fibra. Te sentirás satisfecho sin más que comer.

Elije más frutas, verduras y granos integrales, y menos azúcar y grasa. Aquí están algunas recetas para una merienda saludable.

Frutillas con crema: Una merienda saludable

Unta mantequilla de maní en seis galletas de grano entero y sirve con 30 gramos de queso (aproximadamente del tamaño de un par de dados).

Corta una manzana en trozos del tamaño de un bocado y añádelos a 1 / 2 taza de queso cottage bajo en grasa. Espolvorea una cucharada de nueces picadas  (y un poco de miel si te gusta dulce).

Prepara un plato de fruta y queso para compartir. Rebana manzana, pera, y sirve con uva fresca, galletas integrales y unas rodajas finas de tus quesos favoritos.

Combina una taza de yogur natural bajo en grasa con 1 / 2 taza de arándanos o fresas rebanadas y 1 / 4 taza de nueces picadas o almendras. Agrega suficiente miel como para satisfacer tu gusto.

Prepara una pequeña ensalada con hojas de espinaca, brócoli, rodajas de tomate, 1 / 4 taza de queso rallado, y una cucharada de tu aderezo favorito.

Si realmente quieres derrochar en una barra de chocolate, papas fritas o una galleta, recuerda que está bien hacerlo de vez en cuando (aunque sea una vez al día si te mantienes dentro de tu presupuesto de calorías), pero mantiene las pequeñas porciones – sólo una galletas o una barra de chocolate pequeña.

¿Cuál es tu propia merienda favorita?

¡Valora el artículo!