Papitas colombianas pisadas al ajo

Por -
1622

Hace poco conseguí papitas colombianas en el mercado, todo un tesoro porque nunca se les consigue acá en Venezuela. El sabor de estas papas es delicioso, tierno, son de un color muy amarillo por dentro y cuando se cocinan son muy suaves. Son perfectas para meter al horno y hacer con todo y cáscara y así fue cómo las preparé. Son tan perfectas con con sal, pimienta y aceite de oliva estarán perfectas, pero con estas hice dos cosas más: les puse ajo y las pisé, una técnica que aprendí viendo a Jamie Oliver en la televisión que hará que la costra de afuera sea mayor y por lo tanto más crujientes, que es la mejor parte.

Son demasiado simple de hacer estas papitas colombianas pisadas al ajo. Así que aquí tienen la receta para que lo usen como acompañamiento.

Ingredientes.

  • 20 papitas colombianas (1/2 kilo aproximadamente).
  • 3 cucharadas de mantequilla o margarina con sal.
  • 6 ajos grandes.
  • Sal gruesa y pimienta.

Preparación.

Lo primero que debemos hacer es lavar las papas. No se van a pelar porque se pueden comer con la piel, pero sí se deben lavar con cuidado por la misma razón. Otra cosa de estas papas es que suelen tener un poco de raíces pequeñitas, así que vamos a quitarlas también. Las mías estaban un poco golpeadas así que algunas sí les quité piel, como pueden ver en la foto.

Ahora vamos con el aderezo. Tomamos la mantequilla y la derretimos en el microondas o una olla pequeña. Mientras pelen los ajos y los machacan. En un envase une estos dos ingredientes y también pon sal gruesa (preferiblemente porque crea mejor costra) y pimienta. Lanza ahí las papas y mezcla para que se llenen con todos los sabores. En la foto verás en el fondo lo amarillo de la mantequilla.

Ahora las ponemos en la bandeja del horno y lo prendemos a 200°C, bien alto. Mi bandeja es muy grande, pero bueno. Pon todo el líquido del marinado ahí también.

Cuando hayan pasado como 20 minutos se verán como en la foto que sigue: un poco arrugadas y estarán suaves por dentro ya. Estas se cocinan rápido porque son pequeñas. Saca del horno en este momento solo un par de minutos.

Busca un pisa papa, de esos para hacer puré. Si no tienes usa una cuchara grande, una espátula, lo que te consigas para aplastar las papas. Esto es vital para que la costra quede aún mejor. Pisa todas.

Mete al horno 10 minutos más para que queden más tostadas. Saca y sirve.

Observaciones.

  • Como te dije al principio, se pueden comer estas papas con lo que quieras. Si deseas que lleven más bien un poco de romero, también vendrán bien.
  • No tienen que ser papas colombianas, puedes usar cualquiera para esta receta, solo debes cocinar más tiempo si son más grandes. También, pica por el medio para que sean más fáciles de cocer y pisar.
  • No obvies el paso de la pisada que las hace más crujientes.
  • Usa mantequilla o margarina. No importa cuál, sabrán diferentes pero ricas ambas.
  • Si quieres una versión más ligera, usa aceite de oliva.

¡Valora el artículo!