Todos los pronombres (Ejemplos y ejercicios)

Todos los pronombres (Ejemplos y ejercicios)

Escrito por Diego

Los pronombres son una parte de la oración que sustituye al sustantivo para evitar la reiteración de éste o su innecesaria repetición; denota, a la vez, las personas gramaticales a que alude.

Las personas gramaticales son, básicamente, tres (dividida cada una en singular y plural): yo, y él o ella, en singular, y nosotros, vosotros y ellos, en plural.

En la siguiente oración entenderás la utilidad del pronombre:

Neri compró un celular; el celular le costó mucho dinero, pe­ro el celular no valía tanto.

Este mensaje es reiterado, complicado, y no tiene concisión. Esto se debe a que el sustantivo celular se repite tres veces. Lo sustituiremos por un pronombre. De esta manera podemos efectuar los si­guientes reemplazos:

Neri compró un celular…

  • el que le costó mucho dinero, pero éste no
    valía tanto.
  • éste costó mucho dinero, pero no lo valía.
  • el cual costó mucho dinero, pero éste no valía tanto.
  • el que costó mucho dinero, pero no valía tanto.

En el ejemplo anterior, el sustantivo celular fue reemplazado por varios pronombres. A continuación presentaremos todos los pronombres con ejemplos y su tipología básica, y luego una sección con ejercicios.

Índice de pronombres

Pronombres personales

Son aquellos que designan las tres perso­nas gramaticales: la primera, la que habla; la segunda, a la que se habla y la tercera, de la que se habla. En la oración “ella no está conmigo”, el sujeto es ella y puede representar a una mujer que se llame Viviana, Maribel, Anahí, etc. Si se llama Anahí, la oración deberemos escribirla así: Anahí no está con­migo. Por lo tanto, ella representa el nombre Anahí; es decir, está “en vez del nombre”.

Una palabra que sustituye al nombre de una persona, animal, cosa o idea que sea sustantivo, es un pronombre.

Tabla de pronombres personales

Los pronombres , él, , llevan siempre acento para diferenciarse de sus homónimos: los posesivos tu y mi, el artículo el, y de la conjunción condicional si. Este tipo de acento se denomina diacrítico.

cantas con el micrófono de tu padre.

Aunque él no tiene razón, tiene el cariño de sus padres.

Estos son algunos ejemplos de pronombres personales:

  • El chico estaba fuera de .
  • Yo creo que el chico puede ser feliz.
  • Ella es muy chica, y no sabe lo que dice.
  • Ustedes tienen una muy buena opinión de él.

Clic aquí para volver al índice de pronombres.

Pronombres posesivos

Son aquellos que designan a las personas gramaticales y denotan una relación de pertenencia. Las formas de estos pronombres son similares a las formas de los adjetivos posesivos, sólo que no se utilizan las formas apocopadas mi, mis, tu, tus, su, sus.

En la oración “Tus fotos son buenas, pero mis fotos son mejores”, el sustantivo fotos se repite en dos oportunidades. Pero en la segunda reiteración está determinado por un adjetivo que le otorga un matiz significativo: debe reemplazarse, por lo tanto, por un pronombre que no despoje de la significación de posesión. Entonces decimos:

Tus fotos son buenas, pero las mías son mejores.

En el ejemplo siguiente se observa la misma situación, pero de manera inversa:

Cada uno tiene su dinero: ustedes, el suyo; nosotros el nuestro.

Esto quiere decir:

Cada uno tiene su dinero: ustedes, su dinero; nosotros, nuestro dinero.

Otros ejemplos de pronombres posesivos:

  • Mi intención es tan buena como la tuya.
  • Me gustan esas manzanas, aunque creo que las suyas son mejores.
  • Su problema es peor que el nuestro.
  • Tu auto es lujoso, pero el mío es cómodo.

Tabla de pronombres posesivos

Clic aquí para volver al índice de pronombres.

Pronombres demostrativos

Son los que expresan una relación espacial de cercanía o lejanía y se distinguen de los adjetivos demostrativos por el acento diacrítico y en que poseen tres formas neutras: esto, eso y aquello. (Esto es lo mejor; eso está bien; aquello me gusta).

Todos los pronombres demostrativos

De igual forma que el pronombre posesivo, el sustantivo es reemplazado por el pronombre demostrativo. Ejemplo:

Aquella escuela es la más adecuada, porque esta escuela no posee suficientes salones.

Es necesario reemplazar el sustantivo escuela con su rasgo significativo de cercanía por un pronombre demostrativo que no despoje de la significación espacial. Entonces decimos:

Aquella escuela es la más adecuada, porque ésta no posee suficientes salones.

De esta manera se evita la reiteración.

Otros ejemplos de pronombres demostrativos:

  • Nuestro jefe aún cuestiona aquello.
  • Ésa es la que me gusta.
  • Esto no tiene sentido.
  • No me gusta ésa, siempre he preferido aquélla.

Clic aquí para volver al índice de pronombres.

Pronombres indefinidos

También son llamados pronombres indeterminados, y designan de un modo vago e impreciso las personas o cosas a las que se refiere. Se identifican con los adjetivos indefinidos, sólo que estos no están reemplazando a un sustantivo, sino determinándolo.

Tabla con pronombres indefinidos

Otros ejemplos de pronombres indefinidos:

  • Unos lo afirman, otros lo niegan.
  • Nadie sabe que paso allí.
  • Algunos fueron a la fiesta.

El pronombre indefinido uno(a) es utilizado como tal cuando se refiere directa o indirectamente al sujeto que habla, lo cual otorga al pronombre cierto aire de indeterminación.

Lo que sucede es que uno no siempre conoce toda la verdad.

Clic aquí para volver al índice de pronombres.

Pronombres relativos

Son aquellos que hacen referencia a una persona o cosa anteriormente mencionada y la enlazan con la sub-oración siguiente. Son considerados relacionadores, porque unen dos expresiones que tienen, por sí solas, cierta autonomía.

La oración “éste es un libro que me gusta” se puede descomponer en dos expresiones: “éste es un libro“, “el libro me gusta“. Luego, podemos re­emplazar el sustantivo libro por la palabra que:

Éste es un libro que me gusta.

La palabra que es un pronombre que se refiere y sustituye al sustantivo libro: es un pronombre relativo.

Igual situación se observa en la oración “Una novela realista leí anoche, la que me mantuvo despierto hasta la madrugada“, donde el pronombre la que hace referencia al sustantivo novela, enlazando la primera expresión (una novela realista leí anoche) con la segunda expresión (una novela (realista) me mantuvo despierto hasta la madrugada).

Otros ejemplos de pronombres relativos:

  • Las personas, de las cuales me has hablado, nunca las he visto.
  • Tengo un gran amigo, el cual aprecia la sinceridad.
  • La honradez todavía existe, lo que es gratificante.
  • Anoche miré tus ojos, los cuales me miraron desde la lejanía.

Tabla con pronombres relativos

El pronombre relativo concuerda en género y número con el antecedente al que se refiere. Ejemplos:

  • El hombre, a quien hablaste…
  • Los hombres, a quienes hablaste…
  • La persona de la cual me hablaste.
  • Las personas de las cuales me hablaste…

Clic aquí para volver al índice de pronombres.

Pronombres interrogativos

Son los que reemplazan al sustantivo que se desconoce y por el cual se pregunta. Éstos se identifican con los relati­vos tanto en su forma como en sus accidentes, pero se diferencian por su acentuación gráfica, por los signos de interrogación, la entonación y el des­conocimiento que existe del antecedente, al que se refiere el pronombre in­terrogativo.

Ejemplos de pronombres interrogativos:

  • ¿Cuántas son las oportunidades? // Se desconoce el número de oportunidades.
  • ¿Quién es el culpable de esto? // Se desconoce el culpable.
  • ¿Quién originó la vida; qué se espera del hombre; cuál es nuestra tarea?

Clic aquí para volver al índice de pronombres.

Ejercicios con pronombres

Identifica el tipo de pronombre que aparece en cada oración:

  • Cuando todo estuvo listo, lo llamé, pero tampoco vino.
  • Me regalaste un collar que debió costar mucho dinero.
  • Los ambiciosos negociantes firmaron el contrato con ellos, pero éstos, no estaban dispuestos a cumplirlos.
  • ¿Quién le dijo eso?
  • Nadie supo nunca la verdad, lo que provocó mitos y leyendas.
  • Ellos se mantuvieron en su posición intransigente, sin embar­go, hubo algunos que intentaron dialogar.
  • El hombre se miró al espejo y vio reflejada su propia soledad.
  • El pequeño, a quien me refiero, vive cerca de ella.
  • Aquel no era el verdadero motivo de su rechazo.
  • Ninguno sospechó de aquella.
  • El sintió la mano de ella tomando fuertemente la suya.
  • Uno busca lleno de esperanzas.
  • La exposición de ayer en el auditórium tuvo muy buena acogida, lo cual me llena de orgullo.
  • Vamos primero a mi casa y luego a la tuya.
  • El colocó sus cosas sobre la mesa, tomó una silla y se sentó.