Música para plantas: ¿Mito o realidad?

Por -
449

Seguramente has oído que las plantas responden a la música con un crecimiento más completo, más alto, más rápido o más robusto.

Mucha gente cree que ciertos tipos de música tienen un efecto positivo en el crecimiento de las plantas, y que debes ponerles música suave o clásica a las plantas.

Suena razonable, en teoría, pero en la práctica, todavía no se ha podido comprobar que la música influye en el crecimiento de las plantas.

No hay evidencia científica que apoye esta idea. Sin embargo, son las conclusiones de un estudiante de música en lugar de un científico.

¿La música para plantas es un mito o una realidad?.

Musica para plantas

El libro que lo comenzó todo

En la década de 1970, Dorothy Retallack era una estudiante que se especializaba en música, pero tenía que realizar un experimento para una clase de botánica.

Combinando su interés por la música con la necesidad de estudiar las plantas, Retallack examinó los resultados de la reproducción de música a las plantas.

Ella encontró que a las plantas le “gustaba” la música clásica y el jazz, y que “detestaban” el rock y la discordante música moderna.

En 1973, publicó “The Sound of Music and Plants” – El sonido de la música y las plantas, un libro basado en sus experimentos. En él, se enfocó en como mejorar el crecimiento de plantas a través de la música.

¿Mala ciencia?

La investigación científica eficaz requiere una hipótesis, el control de variables, análisis estadístico y los resultados de otros investigadores.

Nada de esto aparecía en el trabajo de Retallack. No había ninguna hipótesis, su diseño no tenía el control de otras posibles causas de sus resultados, no ofreció un análisis estadístico, y no hubo una gran cantidad de experimentos bien diseñados para replicar sus resultados.

Además, las plantas no pueden oír la música porque no tienen los órganos necesarios.

El trabajo de Retallack no fue creíble y la ciencia sigue sin apoyar sus conclusiones.

Buenas vibraciones

Retallack publicó “The Sound of Music and Plants” en 1973. Salió seis años después de El Verano del Amor, cuatro años después de Woodstock y tres años después del primer Día de la Tierra.

La gente estaba abierta a esta mezcla de ciencia y filosofía que iba de la mano con la popularidad del ambientalismo y la armonía.

Pocos se preocuparon por el método científico y la validez de las conclusiones del autor.

Debido a que Retallack escribió acerca de la investigación en un centro educativo y presentó sus resultados como un hecho, la gente lo aceptó como un hecho.

Pocos consideraron la posibilidad de que las plantas no hacían más que responder a las vibraciones de la música, una reacción de los científicos llaman “haptonastia”.

Conclusiones

No recibirás tomates más sabrosos si los rodeas con el sonido de un violín. Tampoco terminarán en cenizas si los rodeas con canciones de heavy metal.

Si te gusta la música, pon cualquier tipo que desees para tus plantas, pero no en volumen extremo.

Para obtener lo mejor de tus plantas, conoce sus necesidades de cuidados y las condiciones de crecimiento. Ofréceles lo mejor con temperatura, luz, humedad, suelo y alimentos que se adapten a ellas.

Consulta nuestra sección de jardinería y comparte tu opinión con un comentario.