Como empezar a tejer macramé – Punto Plano y Plano Retorcido5/5(1)

El macramé es el arte de tejer mediante la realización de diferentes nudos. No se necesitan agujas, ni ningún otro instrumento, solo con nuestras manos podemos lograr todos los trabajos que queramos.

En este tutorial usted aprenderá qué es lo que tiene que hacer para empezar a tejer macramé. En unos pocos pasos estará listo para realizar pulseras y otros tipos de tejidos.

En esta imagen usted puede ver todo lo que necesita comprar y preparar antes de sentarse a tejer macramé. Lo principal es una almohadilla que tiene las siguientes características: tamaño aproximado de una hoja A4, base de madera liviana y fina, goma espuma gruesa y concentrada, forrada con una tela gruesa que si es a rayas es mejor, ya que estas nos servirán para guiarnos en los trabajos que realicemos.

Por otro lado tenemos hilos que pueden ser de diferentes tipos. Los rústicos se utilizan para trabajos de mayor tamaño y el hilo encerado para hacer bijouterie. También necesitamos alfileres de cabeza grande para sostener los hilos, tijera y un encendedor para quemar los hilos encerados cuando realicemos la terminación de los trabajos.

Una vez que tenemos todo este material estamos listos para empezar a tejer. Lo ideal es practicar primero los puntos en hilos sueltos y gruesos y luego realizar trabajos específicos con esos puntos.

Por eso vamos a cortar cuatro tiras de hilo de algodón de 40 centímetros de largo. Le hacemos un nudo cualquiera en la punta para que todos los hilos nos queden juntos y sujetos y lo clavamos en la almohadilla con los alfileres.

El punto básico del macramé es el punto plano y ahora vamos a aprender a hacerlo.

Tips Punto Plano:

  • Los hilos deben ser siempre múltiples de 4
  • Los dos hilos del centro nunca trabajan
  • Se comienza a tejer de izquierda a derecha

Se separan los hilos, cada uno por su lado, luego juntamos los dos del centro y separamos aún más los dos de los extremos (izquierdo y derecho). Con el hilo izquierdo hacemos un 4 pasando por arriba de los dos hilos del centro, como se ve en la imagen. Al hilo derecho lo dejamos a un costado.

Ahora sí agarramos el hilo derecho y lo colocamos por encima del hilo izquierdo de forma perpendicular como se ve en la imagen. Todavía este hilo no se cruza ni se dobla.

Este es el paso más difícil del punto plano. Debemos agarrar el hilo derecho pasarlo por abajo de los dos hilos centrales y también por debajo de la zona perpendicular del hilo izquierdo, sacando la punta del hilo derecho por el centro del 4 que habíamos formado antes. Todo se ve en detalle en la imagen.

Luego se toman los extremos de los dos hilos (izquierdo y derecho) y se tira hacia afuera para ajustar el punto hasta que nos quede en el extremo superior de nuestra tira de hilos. Es importante saber que la presión que hay que ejercer sobre el tejido tiene que ser siempre la misma. Algunas personas lo tejen muy ajustado y otras muy flojo, lo ideal es ajustar en término medio, pero siempre con la misma presión para que el tejido nos salga parejo.

Esta imagen que vemos arriba nos muestra cómo nos tiene que quedar el tejido una vez que lo ajustamos lo suficiente. Es importante también que los dos hilos del centro estén prolijamente ubicados. Cuando llegamos a este paso, completamos la mitad del punto plano. Todavía falta realizar la otra mitad, si lo dejan inconcluso puede desarmarse.

Para realizar la segunda mitad del punto plano debemos hacer lo mismo que antes, pero para el otro lado. Por eso empezamos a tejer con el hilo derecho, pero los pasos son los mismos.

Como se ve en la imagen anterior es como debe quedar el punto plano completo terminado. Para seguir tejiendo hay que volver a realizar todos los pasos, una y otra vez y se forma una tira de puntos planos como se ve en la imagen a continuación.

Punto Plano Retorcido:

Hay otro punto del macramé que es muy similar al punto plano y por eso los enseñamos a los dos juntos. Se llama punto Plano Retorcido y para realizarlo debemos hacer el 4 siempre para el mismo lado (de izquierda a derecha). De esta forma el tejido se va retorciendo y nos queda un punto en tirabuzón.

Aunque el tejido se vaya doblando y torciendo nosotros debemos tejer siempre con los mismos hilos, es decir, realizar siempre el 4 con el hilo que quede a la izquierda.

A continuación vemos la comparación de los dos puntos.

Preguntas frecuentes:

¿Cómo sé para qué lado hacer el 4?

Muchas veces dejamos el tejido por una llamada telefónica o por la razón que sea y cuando queremos volver a tejer no nos acordamos para qué lado hicimos el 4 la última vez. Y como no se trata de tener memoria hay un truco muy fácil para saber esto:

Del lado que está la pancita es del lado que debemos hacer el 4.

En las siguientes imágenes ustedes verán marcada con una flecha las “pancitas” de los puntos planos. Verán que se encuentran (cada vez) de un lado diferente, y es de ese mismo lado que tenemos que hacer el 4.

Espero les haya servido esta información y se pongan a practicar macramé hoy mismo en sus casas. Comenten si tienen dudas que se las resolveré con mucho gusto. Estos son los primeros pasos, pero haremos muchos trabajos lindos y grandes con esta técnica de tejido. Pueden también sugerir qué les gustaría aprender.

¡Valora el artículo!