Puntos básicos para tejer macramé: Alondra, alondra doble, torzada y trenza

El macramé, el arte de tejer con nudos, tiene una serie de puntos básicos que debemos aprender por separado antes de conjugarlos para hacer un trabajo. En este tutorial los explicaremos para que los practiquen y en la próxima entrega estén listos para realizar los primeros trabajos de bijouterie en macramé.

Nudo Alondra:

El nudo alondra sirve para enhebrar hilos. Es muy fácil de realizar solo tienes que seguir las indicaciones como se muestran en las siguientes imágenes. Si tienes dudas puedes escribirme que yo te contestaré con mucho gusto. Fíjate que para realizar este punto el hilo que teje se pasa por abajo del otro hilo (guía), es importante que cumplas con esta consigna.

En el siguiente paso lo que hacemos es pasar por adentro del ojal que e formó con el hilo, las dos puntas del mismo.

Luego estiramos el tejido, siempre poniéndolo para nuestro frente e intentando que los dos extremos nos queden igual de largos.

En la siguiente imagen vemos cómo debe quedar el punto terminado. Lo ideal es que quede bien firme y sujetado al hilo guía.

Nudo Alondra Doble:

Este punto es un complemento del anterior y se realiza de la siguiente manera:

Una vez tenemos hecho el nudo alondra, debemos hacer unos pasos más para lograr el punto alondra doble. Lo que hacemos es trabajar con cada uno de los dos hilos que tenemos. Primero con uno luego con el otro como se muestra en las imágenes.

Ponemos uno de los hilos sobre la guía.

Luego pasamos el extremo del hilo por el ojal que se formó (pasando por abajo de la guía) y tiramos hacia abajo para ajustar.

Hacemos lo mismo con el hilo del otro lado.

Así debe quedar el punto alondra doble terminado.

Torzada:

Este punto es algo difícil de lograr porque tiene un truco especial. Se realiza con dos hilos y para que el punto salga bien es necesario colocar las manos como se ven en la imagen. En el primer paso agarramos los hilos entre el pulgar y el índice a la altura de la articulación más distal (la última) de los dedos.

Luego se mueven los pulgares (y con ellos los hilos) hacia la punta de los dedos.

Recién ahí es cuando intercambio los hilos de lugar. Si lo hago sin hacer el paso previo, una vez termine de mover los hilos la torzada se va a desarmar. Por eso es importante practicar para que salga bien.

En las siguientes imágenes verán cómo pongo los dedos para intercambiar los hilos cuando tejo este punto. Pero es solo una sugerencia, porque cuando uno agarra práctica en el tejido también adquiere sus propias formas de colocar las manos.

Trenza de 3 hilos:

La trenza de 3 hilos es la clásica que usamos en el cabello, pero como no es obligación saber hacerla aquí les explico el paso a paso de este punto del macramé.

Paso el hilo izquierdo por sobre el del medio.

Luego ajusto.

Ahora paso por arriba del hilo que quedó en el centro el hilo derecho.

Y luego repito una y otra vez hasta el final.

En la siguiente imagen verán en la almohadilla todos los puntos que aprendimos hasta ahora del macramé: Punto Plano y Plano Retorcido por un lado y puntos alondra, alondra doble, torzada y trenza por otro.

Con todos estos puntos estamos listos para empezar a tejer unas pulseras simples que aprenderemos en el próximo post.

Tip:

Es importante saber que cada nudo del macramé tiene un derecho y un revés. Como yo te los muestro en las fotos es como deben quedar. Si ves que algo no está igual, desármalo y vuelve a intentar. La paciencia y la práctica son las claves para lograr estos tipos de tejidos con nudos.

¡Valora el artículo!