Remedios caseros para una lengua quemada

Remedios caseros para una lengua quemada

574
Escrito por Diego

Tener una lengua quemada es molesto y doloroso.

La quemadura se caracteriza por darle a la lengua una textura rugosa, de color rojo y una pérdida de sensibilidad, puede causar dolor durante varios días.

Puedes usar una variedad de remedios caseros para curar la lengua quemada y protegerla de daños mayores.

Remedios caseros para una lengua quemadaMr. Thomas nos muestra su lengua quemada en Flickr. Lindas ampollas.

Agua salada

Mezcla una cucharadita de sal en 1 taza de agua caliente y revuelve.

Mantiene el enjuague en la boca durante 30 segundos, usando la lengua y mejillas para mover el brebaje sobre la superficie quemada de la lengua.

Si todavía se siente el dolor, toma un sorbo de agua nuevamente y repite el proceso. El enjuague con agua salada no solo calma el dolor, sino que también previene la infección en la superficie de la lengua.

La sal neutraliza los ácidos en la boca, que provocan el crecimiento de bacterias dañinas.

Al eliminar el crecimiento de bacterias, el agua salada ayuda a la lengua quemada a sanar más rápido.

Crioterapia

No te preocupes, lo más difícil de este tratamiento es el nombre.

Puedes calmar la lengua quemada con algo frío, como lo harías con cualquier quemadura.

Mantiene la lengua bajo el agua fría hasta que se “apague” el calor. O bebe un vaso de agua fría, manteniéndola en la boca durante unos segundos antes de tragarla.

El dolor de una lengua quemada puede durar varios días. A lo largo de este período, es probable que desees volver a introducir la lengua en agua fría con regularidad.

Alternativas: Chupar un cubito de hielo o comer un helado ayuda a aliviar el dolor.

Otros alivios del dolor

Una lengua quemada a menudo resulta en una boca seca, así que toma precauciones adicionales para mantener la lengua y la boca hidratada.

Bebe abundante agua fría o fresca durante todo el día, pero evita tomar bebidas calientes.

Chupa un caramelo duro o mastica un chicle para iniciar la liberación de la saliva, que humedece la lengua y la boca. Para el alivio rápido del dolor, pon unas gotas de miel o una pequeña cantidad de azúcar directamente sobre la lengua.

Evita comer alimentos calientes, ácidos o condimentados hasta que la lengua quemada se ha curado por completo.