Como hacer tartas dulces: bombón, frutilla, durazno y merengue

2323

La masa de la tarta dulce es una masa noble que se puede utilizar para preparar diferentes tipos de tartas. Una vez tenemos hecha la masa básica, podemos agregarle a la preparación lo que se nos ocurra, siempre dependiendo de las frutas de estación, de los dulces típicos de cada región y de lo que tengamos en casa.

Ingredientes:

  • 300 gramos de harina leudante
  • 200 gramos de manteca
  • 100 gramos de azúcar impalpable
  • 1 huevo

Para recordar fácilmente esta receta podemos memorizar “3,2,1” y siempre la vamos a tener en la memoria lista para preparar. Con estas cantidades se pueden hacer dos tartas de tamaños regulares y bordes bajos o bien una tarta de masa gruesa (esto depende del relleno que le pongamos arriba, si es muy pesado o no) con bordes bien altos. Como a mí me gusta la masa finita, hago dos tortas con esta masa, pero eso lo dejo a su elección.

Preparación:

Para hacer la masa básica para tarta dulce debemos colocar en un bowl la manteca y pisarla con un tenedor hasta que esté en punto pomada y a temperatura ambiente.

A continuación agregamos el azúcar impalpable. Para que no queden grumos lo ideal es tamizarla con un colador antes de colocarla en el recipiente.

Mezclamos todo bien y agregamos un huevo con un chorrito de esencia de vainilla. La preparación parece que se corta, pero no es así.

Revolvemos un poco más y para terminar agregamos los 300 gramos de harina. La masa tiene que quedar blanda y nosotros tenemos que tener las manos frías para amasarla así no se nos pega en las manos. De todos modos podemos agregar un poco más de harina en la mesada para amasar y lograr una masa homogénea.

Solo se amasa por unos pocos minutos hasta que se forma bien toda la masa. Lo ideal es dejarla reposar en la heladera por más de media hora (envuelta en plástico) y luego estirar para colocar en el molde.

Con respecto al molde es importante que usen una placa fácil de desmoldar ya que la masa es muy sensible. Yo siempre utilizo esas fuentes desmontables, pero también se pueden utilizar los clásicos moldes redondos de pizza o cualquier otro que tengan en casa.

Estiramos toda la masa (o la mitad) sobre el molde y le hacemos 4 o 5 centímetro de borde hacia arriba (si es un molde bajo, completamos todo el borde del mismo con masa).

Y en este paso necesitamos hacer un truco especial para que estos bordes no se nos caigan al cocinar la masa. Debemos recubrir todos los bordes con papel metalizado. Una vez hecho esto ya la podemos meter al horno.

La cocción es a horno moderado durante 30 minutos, aunque ustedes tienen que controlar (como siempre) para que no se les queme o no quede muy blanca.

Una vez la saqué del horno, debo retirar el papel metálico de los bordes y sin miedo los retiro. La masa en esa zona queda más rugosa pero no hay problema porque luego no se ve.

Si tienen un molde desmontable sacan la parte de los bordes y ya les queda la masa de la tarta lista para decorar. No es necesario enmantecar y enharinar el molde porque la masa ya tiene demasiada manteca.

Opciones de tartas:

1. Tarta Bombón

La tarta bombón es un clásico de Argentina porque se prepara con dulce de leche y chocolate, dos favoritos de todo público. Una vez la masa está fría se esparce dulce de leche por toda la superficie (un centímetro de espesor o a gusto) y luego se le coloca chocolate semiamargo derretido a baño maría (200 gramos por tarta).

Esta tarta es así de fácil, pero deliciosa. Hay que dejar enfriar el chocolate, pero no es necesario conservar en heladera. También pueden decorarla con chocolate blanco.

2. Tarta de Frutilla

La tarta de frutilla solo se puede comer en los países adonde se cultive la fruta y en una época del año determinada, pero es muy rica y vale la pena prepararla ni bien las frutillas estén en el mercado.

Primero lavamos y limpiamos las frutillas (le sacamos el cabo y las hojitas) y las cortamos. A mí me gusta cortarlas en tres partes pero a otros les gusta ponerlas enteras o cortarlas en dos, eso depende de cada uno.

Luego preparamos la crema chantilly y la esparcimos por toda la superficie (dos centímetros de espesor). Una vez tenemos la crema sobre la masa de la tarta colocamos las frutillas arriba y la torta queda terminada.

A esta torta sí hay que conservarla en la heladera.

3. Tarta de Durazno

Esta tarta es igual que la de frutilla pero se realiza con duraznos.

Lo ideal y más fácil es usar duraznos al natural, son económicos de comprar y los tenemos todo el año en los supermercados.

Primero ponemos la crema chantilly y luego el durazno.

4. Tarta de merengue o merengada

Esta tarta también se hace con dulce de leche, pero si ustedes no lo consiguen lo pueden preparar con cualquier otra mermelada que les guste. Primero se cubre la torta con dulce y luego se prepara el merengue que se coloca sobre el dulce de leche y luego se vuelve a poner en el horno para que se cocine.

Es importante que cuando cocinemos esta masa, tengamos en cuenta que irá otra vez el horno y la saquemos un poco más blanca de lo habitual.

La masa de estas tartas es deliciosa y muy blanda por lo que es fácil comerla y los hará quedar bien con sus invitados y amigos. Espero hayan disfrutado de estas recetas y las realicen en casa para que luego me cuenten cómo les fue. Cualquier sugerencia o duda pueden dejarla escrita en los comentarios.

¡Valora nuestro artículo!