Receta base para torta de queso o cheesecake

Receta base para torta de queso o cheesecake

118
Escrito por Renata

He hecho torta de queso apenas un par de veces. La primera vez me quedó de un sabor extraño y demasiado delgado porque el molde no era lo ideal. Esta fue la segunda vez y fue mucho mejor. Decidí usar un molde desechable que es una buena idea si no tienes uno especial para tartas de este tipo que son difíciles de sacar.

A partir de esta receta básica de cheesecake puedes hacer alguna variaciones y agregar lo que desees en la mezcla y arriba una vez finalizado. Es más simple de los que piensas y no debe ser una receta a la que se le tenga miedo (como me pasaba a mi en un principio). Vamos a prepararla.

Ingredientes.

  • 100 gramos de galletas dulces.
  • 2 cucharadas de margarina sin sal derretida.
  • 450 gramos de queso crema.
  • 1 lata de leche condensada.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de vainilla.

Preparación.

Comienza triturando las galletas metiendo en el procesador de alimentos hasta que estén como una arena. Prende el horno en este punto, a “fuego” bajo, unos 165°C.

Agrega la mantequilla a las galletas y crea una especie de arena húmeda. Lanza en el fondo del molde y presiona. También puedes hacerlo en los lados si quieres.

Haz eso a un lado y pon en una fuente el queso y la leche condensada. Mezcla con una batidora eléctrica para que rompas los grumos del queso, especialmente si está frío.

Agrega los huevos cuando la mezcla esté lisa. Bate un poco más, solo para unir todo.

Pon el resultado en la base que preparamos antes.

Si te queda hasta arriba no te preocupes que esto no se va a elevar.

Mete al horno por una hora. Cuando pase este tiempo, apaga el horno y no saques el cheesecake sino hasta que todo el calor se haya perdido y esté a temperatura ambiente. Al salir se verá algo como la imagen de abajo.

Mete en la nevera por unas 6 horas para que se ponga frío, que le dará mejor sabor y firmeza. Sirve un buen trozo por persona.

Observaciones.

  • Si no tienes procesador de alimentos para triturar las galletas, mete todas en una bolsa de cierre mágico, busca un rodillo o algo pesado y golpealas un poco. Te relajarás y las harás polvo.
  • Usa galletas que más te gusten pero que sean dulces porque el relleno de esta torta no no es tan dulce. Yo usé galletas con chispas de chocolate que tenía en casa, aunque puedes usar unas preparadas por ti.
  • Usar un molde desechable si no tienes uno especial para cheesecake es lo ideal porque será fácil de cortar para desmoldar si eso deseas.
  • En vez de leche condensada puedes usar azúcar blanca común. La diferencia es que la textura con leche condensada será más suave y cremosa. Si usas azúcar con 3/4 de taza será suficiente.
  • Si quieres que la superficie de la torta quede pareja y suave, puedes usar un molde más alto y tapar con papel aluminio para que se cocine pero no se queme arriba.
  • Para picar una porción usa un cuchillo ligeramente caliente. Pasa el cuchillo por agua caliente y esto hará que el corte sea delicado.
  • A esta receta puedes ponerle mezcla de brownie dentro, un poco de chocolate derretido, galletas o frutas para que se cocine. También puedes hacerla así como está y acompañarla con mermelada por encima, alguna fruta en almíbar o sirop de chocolate.