Todos los COMO

INICIO ACERCA DE ARCHIVO CONTACTO

Cómo caerle bien a la gente (5 consejos para agradarle a las personas)

Escrito por El Posteador el Viernes 19 de agosto del 2011

Los seres humanos somos, además, seres sociales.

Esto significa que necesitamos relacionarnos con otras personas y de la calidad de estas relaciones puede significar nuestra calidad de vida, ya sea por lo que podemos lograr cosas a nivel profesional como también lo que queremos lograr para sentirnos mejor interiormente. No es casualidad que muchas de las personas que ocupan cargos realmente importantes le caigan bien a los demás (o al menos a la gran mayoría de las personas). Un buen ejemplo son los políticos, ya que habrás visto que por más inteligente y capaz que puede ser un candidato, si no “cae bien” es probable que no logre una gran aceptación entre los votantes.

Obviamente los políticos son un ejemplo algo extremista pues parte de su éxito radica en intentar “caerle bien” a la mayoría de las personas y el objetivo que podemos tener aquellos que no somos políticos es caerle bien a las personas que nosotros queremos caerle bien, un objetivo un poco más alcanzable.

Hoy voy a compartir contigo 5 consejos que me han servido en estos años para caer mejor a las personas.

Caerle bien a los demás

(Gente contenta – Imagen de Alastair Thompson)

1) No le puedes caer bien a todo el mundo

En un mundo en el cual cada persona ve la vida de una manera distinta es importante aceptar que no le vamos a caer bien a todos. No importa que hayamos salvado al planeta de una guerra nuclear o que hayamos detenido la caída de un meteorito al mejor estilo “Armaggedon”. Siempre habrá alguien que pensará que no somos lo suficientemente buenos para merecernos su aceptación. Es así de simple, acaso, ¿alguna vez te preguntaste por qué a ti te caía mal alguien que era muy popular? Bien, es la ley de la sociedad, nadie puede tener un 100% de aceptación y es esencial que lo tengas muy en claro para no ponerte mal cuando sabes que no le caes bien a alguien.

¿Y si te interesa realmente caerle bien a alguien y no sucede? Simplemente debes encarar la situación y preguntarle, ¿Oye, te caigo mal por algo? Si, simplemente lo mejor en estos casos (y en la vida en general) es encarar el tema e intentar saber porqué a esta persona no le caes bien. Es muy probable que si haces esto en la situación y en el momento ideal la otra persona cambie de parecer sobre ti ya que no hay nada mejor que la sinceridad. Total… en el peor de los casos te asegurarás de que le caes mal y que no puedes hacer nada al respecto.

2) Escucha a los demás e interésate por sus cosas

¿Existe algo peor que las personas que parecen desinteresadas?

Bien, si no sueles caer bien quizás sea momento de replantearte si realmente escuchas a los demás o si en lugar de eso solamente los miras sin producir empatía y retroalimentación sobre lo que dicen. Otro pecado de las relaciones humanas es hablar solamente de uno mismo sin dejar ingresar al otro a las charlas y solamente utilizarlo como alguien que nos escucha.

Fíjate si haces esto e intenta cambiar esto. Puedes comenzar intentando solamente escuchar otras personas, haciendo preguntas y dando pequeñas opiniones “suaves”. Verás como las personas reaccionan muy bien a esto.

Mira a las personas carismáticas y date cuenta que por lo general hablan muy poco de si mismos, salvo que le pregunten y se dedican a hablar de cosas interesantes, por dios, ¡deja de intentar ser el centro del mundo!

También es importante que seas respetuoso y educado cuando conoces a alguien. Siempre hay tiempo para ser gracioso y hacer bromas, pero no comiences siendo tan abierto y bromista, ya que otras personas suelen tener cierta distancia al comienzo de las relaciones. Dale tiempo y ve despacio, muchas veces hay gente que se siente aturdida por “los pesados”, intenta no ser uno.

3) Sonríe

A ver… Salvo tú mismo nadie puede conocer tu verdadero estado de ánimo. En lo que a mi respecta debo decir que hace años era una persona seria, por más alegre que me sienta internamente y eso generaba cierta lejanía con personas que no me conocían realmente.

Con todo esto quiero decirte que sonreír es un ejercicio, es decir, debes practicarlo y mejorarlo. No quiero decir que seas alguien falso, lo que quiero decirte es que si realmente alguien te cae bien y tu quieres caerle bien lo primero que necesitas es presentarte de la manera más amigable y tu sonrisa es la puerta de entrada. Así que si eres alguien tímido o serio lo primero que debes hacer es sonreír, es más, desde que “sincronicé” mi actitud con mi cara las relaciones se me han hecho mas fáciles, desde cuando le voy a pagar a la cajera de un supermercado hasta tratar con clientes, todo fluye de una manera mas natural.

4) No hables mal de otras personas

Cuando hablamos mal de alguien delante de alguien que no nos conoce realmente es probable que esta persona tenga un temor inconsciente que cuando esté ausente nosotros hablemos mal de ellos.

Es algo natural, sino fíjate y dime… ¿Has visto que las personas que caen bien y son carismáticas no hablan mal de otros?

Comenzando con el hecho de que las personas que hablan mal se ponen en un altar al juzgar a los demás, siguiendo con el hecho de que generamos desconfianza en el otro y terminando con la cuestión de que si realmente queremos ser mejores personas, ¡no debemos hablar mal de otros! Úsalo como una máxima, no hables mal de otra gente y verás como de a poco la gente comenzará a verte como alguien mas confiable y de paso te sentirás mucho mejor interiormente.

5) No esperes nada de los demás

Tu vida es tu vida. No hagas cosas por lo demás si no las sientes realmente.

Si eres de las personas que intentan caer bien y no tienen resultados es probable que muchas veces hayas visto que tu, que intentas ser bueno, educado, amable y ayudas a los demás no consigues caer bien y encajar, mientras que otros, que a veces son directos, rudos y hasta antipáticos logran la aceptación y el cariño de los demás.

Muy bien amigo mío, debo decirte que esa es una de las leyes máximas de la vida (al igual que por lo genera a las chicas les gustan los chicos malos). Y es que las personas que son auténticas realmente hacen lo que sienten sin ese “miedo inconsciente” a que a la otra persona no le guste lo que hacen. Por el contrario, aquellos que intentan ser aceptados a lo que cueste muchas veces dejan de lado lo que realmente quieren por ese “bien superior” de caer bien, esto que te estoy diciendo es quizás el principal pecado de la gente que quiere caer bien, que espera algo del otro, incluso estando incómodo.

No sé como (no soy psicólogo) pero los seres humanos tenemos un detector de esto desde muy niños y por eso los que intentan encajar a cualquier costo son los primeros en ser rechazados de todos los grupos.

Así que haz lo que quieras y sientas, y luego si, aplica el punto 1 al 4.

Mucha suerte, ¡espero tus comentarios!

Artículo categorizado en Relaciones y con las etiquetas , , , ,
Artículos relacionados
ALT-TAB
TODOSLOSCOMO
LAGUIADEWINDOWS
Guión MedioPublicidad | Politica de privacidad
El renglón