Como enseñar la hora a los niños

Enseñar a los niños a decir la hora es importante. No es sólo una habilidad práctica para aprender, también puede ser una buena vía para desarrollar muchas habilidades relacionadas.

Estas son algunas maneras divertidas e informativas de enseñar la hora a los niños.

Como enseñar la hora a los niños

Enseña al niño como contar

Esto es lo más básico y lo más importante que debes hacer. En primer lugar que cuente objetos diferentes todos los días, sobre todo sus juguetes mientras él está ayudando a ordenar su habitación.

También puedes hacer que cuente todas las medias, mientras que ordenas la ropa para lavar.

Lo importante a señalar aquí es que le haces darse cuenta de que las habilidades básicas de matemáticas son prácticas y muy divertidas de hacer.

Asegúrate que reconoce los números escritos

Durante varios minutos todos los días, puedes enseñar al niño a leer los números, haciendo ejercicios con tarjetas didácticas.

Escribe los números en las tarjetas y que diga los números uno por uno a medida que toma una.

Para ayudar a reforzar el aprendizaje, se pueden crear juegos. Un ejemplo es el de mezclar las cartas en un montón. Di un número y que el niño encuentre la tarjeta correcta en la pila.

Que escriba o copie los números es otra buena manera de ayudar a memorizarlos de forma escrita.

Pasar al siguiente concepto

Cuando el niño ha dominado las dos habilidades anteriores, ahora se puede proceder a su enseñanza de los conceptos de tiempo – como “AM” y “PM”, el número de minutos en una hora, y el número de horas en un día.

Crea experimentos divertidos. Como saber cuántas veces puede saltar en un minuto. También puede tomar el tiempo que se tarda en ir a la tienda desde la casa.

Hay muchas maneras de ayudar al niño a entender los diferentes conceptos de tiempo. ¡Basta con ser creativo!.

Enseña a leer el reloj

Comienza a ayudarlo para crear su propio reloj. Usa un plato de papel grande para la cara del reloj. Fabrica un par de las manecillas a partir de recortes de cartón y sujétalas al plato con un broche mariposa o tachuelas de papel. Que el niño escriba los números.

Una vez que el reloj se hace, explica cómo cada número representa el tiempo en horas, y luego como en minutos. Además, explica cómo las manecillas del reloj se mueven para decir la hora.

Puedes ayudar a que el niño practique moviendo las manecillas del reloj para que lo lea. También puede hacer que él mueva las manecillas del reloj a la hora que tu le digas. La práctica constante es necesaria.

Seguir adelante

Con el tiempo, puedes enseñar al niño a leer los relojes digitales. Recuerda que debes ir despacio y con paciencia. Aprender la hora es todo un reto para los niños, hazlo divertido y emocionante.

¡Valora el artículo!