Como hacer salsa de ajo casera

Por -
827

La salsa de ajo es similar a la salsa de menta, donde hay muchas variaciones. Una salsa de ajo se puede preparar en una variedad de diferentes maneras dependiendo de con qué se va a servir.

Se puede hacer una deliciosa salsa cremosa para acompañar pastas, o aceitosa para comer pescados. También se puede aderezar una ensalada, e incluso untar en pan.

La salsa de ajo es un acompañante popular para los peces y el pan, y una salsa hecha de ajo y mayonesa (alioli) es excelente si se sirve con pescado frito.

Aquí te ofrecemos una selección de recetas para hacer salsa de ajo casera, y así podrás acompañar una gran variedad de comidas.

Como hacer salsa de ajo caseraSalsa de ajo cremosa sobre una pizza casera. Para volver a enamorarse.

Receta de salsa de ajo cremosa

  • 200 ml de leche
  • 200 ml de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de manteca
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 dientes de ajo machacados
  • sal y pimienta

Derrite la manteca en una sartén de tamaño mediano.

Agrega el ajo y rehoga durante 1 minuto.

Agrega la harina y cocina por 1 minuto más revolviendo continuamente.

Poco a poco agrega el caldo y la leche, revolviendo constantemente.

Lleva a ebullición y luego reduce el fuego y cocina a fuego lento, revolviendo constantemente hasta que la salsa espese.

Añade el perejil picado y mezcla bien.

Sazona a gusto.

Retira del fuego y sirve. Esta salsa va bien con pasta, y también puede ser cubierta con queso parmesano.

Aderezo de ajo para los peces

  • 200 ml de mayonesa
  • 150 ml de vinagre de vino blanco
  • 55 g de perejil picado fresco
  • 3 cebollas en rodajas finas
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 chalota, finamente picada
  • sal y pimienta

Coloca todos los ingredientes en un bol y mezcla bien. Sazona con sal y pimienta.

Sirve el pescado y este aderezo en recipientes separados.

Salsa de ajo y albahaca

  • 300 ml de aceite de oliva
  • 2 yemas de huevo a temperatura ambiente
  • 1 diente de ajo machacado
  • 2 cucharadas de albahaca fresca
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • una pizca de azúcar
  • sal y pimienta

Coloca las yemas de huevo, el ajo, el vinagre, la mostaza y el azúcar en una licuadora o procesador de alimentos. Mezcla durante unos segundos hasta que la mezcla se vuelva cremosa y de color pálido.

Con el procesador funcionando lentamente vierte el aceite y detenlo cuando adquiera la consistencia que desees.

Revuelve esta salsa en la albahaca y pásala a frascos con tapas a rosca. Refrigera hasta que sea necesario. Ya no necesitas comprar los calditos saborizados de Knorr.

¡Valora el artículo!