Como sobresalir de la multitud

Como sobresalir de la multitud

Escrito por Diego

Una persona que se destaca de la muchedumbre es una persona que se siente cómoda con lo que es, tiene la confianza necesaria para ser única y dejar brillar su individualidad. Sobresalir de la multitud significa que no tienes miedo de decir lo que piensas.

Una persona que se destaca de la muchedumbre puede ser alguien cuya apariencia es sorprendente de alguna manera, pero más a menudo, se trata de alguien que genera admiración y es recordado por otros por ser alguien especial y digno de admiración.

Mientras que sobresalir de la multitud podría no ser algo que consigues todos los días de tu vida, es definitivamente una meta a la que vale la pena aspirar en general, sobre todo si te ayuda a alcanzar tus otras metas en la vida.

Como sobresalir de la multitud

En una multitud, son todos iguales.

¿Qué significa para ti sobresalir?

¿Se trata de buscar lo diferente de los demás a tu alrededor, y ser de esa forma?, ¿o es ir más allá para probar que tienes tipos de habilidades diferentes, talento o personalidad?.

Destacar podría significar vivir lo mejor posible y estar lo mejor posible. O bien, puede ser que sea tratar de tener un estilo único o mostrar que te has creado sin tomar prestado las ideas de otras personas.

En su forma más básica, sobresalir significa abrazar tu individualidad, y confiar en que tus propias decisiones son buenas. La persona que estás proyectando se destaca con mayor éxito si estás totalmente seguro de ti mismo.

Piensa por ti mismo

Sobresalir no va a funcionar si estás pensando con la multitud. Si bien habrá momentos donde la multitud se alinea con tus propios pensamientos, ¿qué pasa con todos esos momentos donde esto no ocurre?.

Debes estar preparado para expresar tus diferencias, tus preocupaciones y tus preferencias. Cuando hablas, es importante mantenerte seguro de ti mismo y bien informado, así que asegúrate de haber hecho tu investigación y conocer los hechos de antemano.

No te dejes llevar por la multitud

El ritmo de la multitud puede ser implacable y la facilidad con que la gente puede cambiar tu mente, tus ropas, o la última moda es impresionante.

Nadie en la multitud se detiene un momento para preguntarse si este impulso compartido es responsable de un panorama general, o si alguien es consciente de las necesidades individuales.

Si quieres destacarte de la multitud, vas a tener que parar y hacer las preguntas difíciles, tales como: “El hecho de que todos los demás tengan un teléfono celular, ¿me está obligando a tener uno?, ¿va a mejorar mi vida con un perfil en Facebook?”.

Aprende a responder a las personas insistentes que te dicen que te estás perdiendo de algo si no te unes.

Correr riesgos

Los riesgos y las oportunidades son las cosas en la vida que te pueden catapultar hacia adelante si funcionan. Mucha gente no va a aceptar el reto porque tienen miedo de fracasar. Sin embargo, hasta un fracaso es ganar algo y sólo aquellos que están dispuestos a asumir riesgos y trabajar duro en sus sueños finalmente se abren caminos y tienen éxito.

Tener buenos modales

La cortesía abre las puertas y las mantiene abiertas. Los modales pueden parecer pasados de moda en estos días, pero son la moneda que más vale, y cuando una persona se siente respetada, recuerda a la persona de buenos modales para siempre.

Haz lo que dices que harás

Cuando hagas una promesa, debes dar tu mejor esfuerzo para mantenerla. Las personas que se destacan de la multitud son personas que mantienen su palabra y cumplen sus promesas de ayudar, de estar en alguna parte, de hacer algo por alguien.

La razón por la que vas a destacar es porque muchas personas no hacen lo que dicen que harán. La fiabilidad te hace memorable.

Muestra iniciativa

Sobresalir de la multitud a menudo significa que tomas la acción mientras todos los demás quedan atrás, preguntándose qué hacer a continuación. Si aprendes a resumir las situaciones de forma rápida y respondiendo a lo que hay que hacer, te colocas en una posición diferente a la mayoría silenciosa, que espera que alguien le muestre lo que debería suceder a continuación.


Nunca, jamás, dejes que la gente te diga que eres un perdedor debido a tu diferencia. La multitud realmente admira a la gente que se destaca, pero entre la multitud siempre hay incapaces que reaccionan con odio, porque todavía no aprendieron a demostrar otro sentimiento.