Consejos para marinar pollo

Consejos para marinar pollo

160

Aprende estos consejos para marinar pollo y siempre vas a obtener el mejor sabor.

Marinar es la técnica de remojo de los alimentos antes de cocinarlos. Se utiliza para ablandar cortes de carne duros, y añadir un montón de sabores diferentes.

Consejos para marinar pollo

Un adobo no es un aderezo debido a que su relación ácido / aceite es aproximadamente igual. Necesitas que todo el ácido entre en la carne para darle sabor.

El pollo es como un lienzo en blanco cuando se trata de marinar. Le entra todo tipo de sabores. La mayoría de la gente prefiere marinar las pechugas de pollo sin piel ni huesos, y es para que no pierda tanto sabor y quede más jugoso.

Toma el adobo comprado o preparado, y asegúrate de cubrir las pechugas de pollo por completo. Si vas a hornear el pollo, puedes usar la misma bandeja que lo va a acompañar al horno.

Cubre la bandeja con papel aluminio y déjala en la heladera durante un par de horas.

Si lo vas a cocinar en cacerola o parrilla, lo mejor es marinarlo en una bolsa de plástico. Sólo hay que poner el pollo dentro y luego volcar el adobo. Comprime la bolsa para quitar el exceso de aire y mete la bolsa en la heladera.

El tiempo de frío es de 4 a 24 horas. No dejes marinar durante más de un día porque el ácido descompone la carne demasiado.

Hornear el pollo marinado

Quita el papel aluminio que cubre el pollo y mételo al horno directamente. Se puede cocer el pollo en el adobo. Mientras que el pollo está en el horno, sácalo y cepíllalo un poco con el adobo que tiene alrededor. Esto va a mantenerlo bonito, brillante y jugoso.

El pollo marinado a la parrilla

Quita el pollo de la bolsa y colócalo directamente sobre la parrilla caliente. Si el pollo parece que está empezando a secarse, puedes cepillar un poco del adobo sobre la parte superior.