Cuidados después de una extracción de muela de juicio

Cuidados después de una extracción de muela de juicio

482

Las muelas de juicio se denominan así porque suelen doler desde que salen, alrededor de los 16 años, hasta que terminan de hacerlo, a veces hasta 10 años después. Debido al cambio de la dieta de los humanos desde hace unos 5000 años o más, se está dando una tendencia en el crecimiento de las mandíbulas, que va siendo menor, lo que dificulta aún más el crecimiento de las muelas, que muchas veces deben extraerse ya que apiñan hacia adelante (44% de los casos) o no brota completamente de la encía (38% de los casos).

La extracción de las muelas de juicio puede realizarse debido a varios factures, aunque siempre tiene que ver el impacto que tuvo o puede tener en una dentadura. Los principales motivos son el corrimiento de los dientes anteriores seguido a problemas de caries debido a la dificultad que genera cepillarse una muela sin brotar completamente, es por eso que la extracción siempre será objeto de un profundo análisis de parte del odontólogo. La extracción de las muelas no suele ser dolorosa, aunque debes tener en cuenta algunos detalles para no llevarte ninguna sorpresa. En este artículo conocerás mas sobre el tema y sobre el cuidado de tu boca una vez que te las hayan quitado.

Muela de juicio en dentadura

(Una muela de Juicio en posición completamente horizontal)

¿Duele la extracción de las muelas?

La extracción de las muelas se hace luego de una aplicación de anestesia local. Si el profesional es cuidadoso, solo sentirás el pequeñísimo pinchazo de la anestesia y luego nada más. Así de simple: la extracción normal de las muelas de juicio no duele.

Por lo general, es más el temor engendrado culturalmente al odontólogo debido a los viejos métodos que utilizaban (afortunadamente hoy es otro cantar)  que otra cosa, y si sientes algo es simplemente eso, una sensación, pero dolor, para nada.

Existen casos en los cuales se extraen más de una muela (a veces hasta las 4 muelas de juicio juntas) y se aplica anestesia general. Obviamente estos son casos especiales y requieren un tratamiento post operatorio mucho más cuidadoso.

 

¿Qué debo hacer después de la extracción?

Obviamente deberás seguir las recomendaciones del profesional, quién es el más indicado para ello. Esas recomendaciones muy probablemente sean las mismas que vamos a enumerar seguidamente, pues son básicas para el cuidado post-extracción.

Hielo para la inflamación: si se te inflama el lado de la extracción es buena idea apoyar suavemente una bolsa con hielo durante 30 minutos cada 3 horas. Esto hará que la inflamación se reduzca más rápidamente.

Si hay sangrado: el sangrado leve luego de la extracción es normal luego de las 24 horas. Nótese el “leve” que básicamente es algún que otro coágulo y no un sangrado constante. Para disminuir el mismo es recomendable morder levemente con la encía una gasa antiséptica mojada en agua bien fría por 45 minutos. Esto ayudará a acelerar la coagulación.

No fume ni tome: el humo del cigarrillo irrita mucho las heridas bucales, y el alcohol no permite que los medicamentos antibióticos surtan efecto. Así de simple.

No enjuague su boca hasta que pasen 12 horas: Por más que sientas feo gusto, necesitas que la herida cierre y si enjuagas rápidamente quitarás de tu saliva las enzimas que aceleran la coagulación. Por ello es recomendable enjuagarse la boca recién 12 horas después de la cirugía. Unos suaves buches de agua tibia con sal y bicarbonato es buena opción.

El cepillado sobre la zona debe hacerse recién al segundo día y tiene que realizarse muy, pero muy suavemente y con cuidado. Obviamente hay que olvidarse de los escarbadientes por varias semanas.

¿Qué comer después de una extracción de muelas?

La dieta luego de una extracción debe basarse en alimentos muy triturados y puré. Deben evitarse los alimentos duros y que posean semillas que puedan quedar en el lugar de la extracción.

Una buena idea es ingerir caldos, gelatina, yogur y puré.

Recuerda consultar a tu odontólogo ante cualquier duda.