Como destapar los oídos naturalmente

Como destapar los oídos naturalmente

1203

Los oídos tapados son una afección muy común, tanto en niños como en adultos, que se produce generalmente por tapones de cera, resfríos, sinusitis, alergias, acumulación de agua, y hasta por viajes en avión. Un oído tapado puede, además de ser muy doloroso, causar infecciones, afectar la capacidad de escuchar con claridad y generar pérdida del equilibrio.

A continuación, encontrarás los mejores tratamientos naturales que puedes utilizar para destapar tus oídos. Te aseguro que, luego de leer este artículo, tus oídos tapados ya no serán un problema.

Hisopo (cotonete)

(No, los hisopos no son buenos para destapar los oídos y al final vas a enterarte por qué)

Formas naturales para destapar los oídos

Aceite de oliva tibio: Si tienes tapones de cera, coloca con un gotero unas gotas de aceite de oliva tibio (¡no caliente!) en el oído y deja actuar durante 10 a 15 minutos con la cabeza recostada sobre el otro lado, para que el aceite no discurra. Luego coloca la cabeza erguida y limpia, con un paño o algodón, cualquier resto de aceite o cera que salga del conducto auditivo. Este tratamiento también sirve para dolores de oído.

Agua oxigenada: Coloca con un gotero unas cinco gotas de agua oxigenada en los oídos tapados con cera, dejando que haga efecto hasta que termine su efervescencia. Luego limpia con agua tibia y seca los oídos cuidadosamente con una toalla limpia. Esto ayudará a ablandar la cera.

Manzanilla: Otros de los remedios naturales que existen para destapar los oídos con cera, es la manzanilla. Prepara una infusión de manzanilla y deja que entibie. Luego vierte esta infusión en el oído. Puedes hacerlo directamente desde el recipiente (lo ideal es que tenga un pico vertedor para que no se te vuelque de lleno sobre la oreja), o introduciendo la infusión con una jeringa sin aguja, tratando de presionar de forma muy suave y lenta hasta incluir todo el té en el oído. Aunque lo más afectivo es mojar un dedo en la manzanilla e introducirlo directamente en el oído haciendo masajes circulares, para de esta forma aflojar la cera lentamente. Para terminar, limpia la oreja por dentro con un poco de algodón.

Ajo: Toma dos dientes de ajo y caliéntalos en aceite de sésamo. Deja que el aceite se entibie y luego coloca con un gotero unas pocas gotas de este aceite en tus oídos. Toma un paño suave y mantenlo sobre el oído; acuéstate con el oído cubierto hacia abajo. Esto ayudará a limpiar el oído de cera y combatirá la infección.

Vinagre y alcohol: Haz una mezcla de vinagre y alcohol en partes iguales, inclina la cabeza hacia el lado opuesto e introduce con un gotero unas pocas gotas en un oído y deja reposar durante unos 5 minutos. Luego realiza el mismo procedimiento con el otro oído. Esto sólo funciona cuando haya tapones de cera.

Vapor: En caso de oídos tapados por sinusitis o resfríos, inhalar vapor ayuda a suavizar la mucosidad y la cera del oído, además de promover el drenaje rápido. Para mejores resultados agrega a un baño de vapor, recipiente con agua hirviendo o humidificador de aire unas gotas de aceite de eucaliptus o de aceite de lavanda.

Compresa: Puede hacerse remojando una toalla o paño en agua caliente, que debe escurrirse y aplicarse sobre el oído afectado. Si el agua está muy caliente puede aplicarse un paño fino para proteger la piel de la cara. El procedimiento se repite cuando la toalla se enfría. Verás como la acción del calor puede hacer que la consistencia de tu tapón de cera se torne más blanda. También puedes realizar este procedimiento en caso de dolor de oído.

Goma de mascar (chicle): Masticar goma de mascar es útil cuando los cambios en la presión del aire tapan los oídos, como al viajar en avión.

Bostezo: El bostezo puede ayudar a destapar los oídos al estimular los músculos que se encuentran alrededor de él y equiparar la presión de aire en el interior.

Saltos: Cuando tengas tus oídos tapados por acumulación de agua, inclina la cabeza primero hacia un lado y salta varias veces usando solamente la pierna de ese lado. Luego repite el mismo procedimiento con el otro lado. Esta solución puede demorar unos minutos pero es muy efectiva.

Respiración: Cuando nuestros oídos se tapen por los cambios de presión del aire, como cuando viajamos en avión, podemos aliviarlos apretando la nariz para tapar las fosas nasales y exhalando como si quisiéramos expulsar el aire, pero con la nariz y boca cerradas. Trata de no soplar demasiado fuerte, ya que podrías dañar el tímpano. No debería dolerte si lo haces con suavidad.

Puedes elegir cualquiera de los tratamientos mencionados anteriormente, pero recuerda estos son consejos naturales y que lo mejor que puedes hacer es acudir al médico ya que podrías necesitar algún tratamiento específico.

Para terminar… ¿por qué no es buena idea usar hisopos para limpiar los oídos?

Según Wikipedia (en inglés): El cerumen (cera del oído) es una forma natural, producto normalmente extruido del conducto auditivo externo que protege la piel dentro del oído, sirve para lubricar el conducto y también funciona para la limpieza, también proporciona cierta protección contra bacterias, hongos, insectos, y agua.

Un estudio de 2004 encontró que “la utilización de un aplicador con punta de algodón para limpiar los oídos parece ser la principal causa de la otitis externa en los niños y se debe evitar."

Los intentos de remover el cerumen con hisopos de algodón pueden causar un bloqueo del cerumen, la acumulación o la obstrucción de cerumen en el conducto auditivo, lo que puede causar dolor, problemas de audición, zumbido en los oídos, mareos, y puede requerir tratamiento médico para resolver .

El uso de bastoncillos de algodón en el conducto auditivo externo es una de las causas más comunes de la perforación del tímpano, una condición que a veces requiere cirugía para corregirlo.

Por las anteriores razones, la Academia Americana de Médicos de Familia, entre otros muchas asociaciones médicas, recomienda no colocar hisopos de algodón en el conducto auditivo externo.

Así que ya sabes, intenta evitar los hisopos a toda costa.