Como cuidar una perforación en la lengua

Por -
365

Te decides a ponerte un piercing en la lengua. Es sexy, queda muy bonito y realmente no parece que existiran personas con problemas por haberse hecho uno, ¿cierto? Te decides, vas a un lugar de confianza y cuando termina el susto de hacer la perforación también llega el miedo de que la misma pueda infectarse debido a que no se cuida como es debido. Así sucede siempre, ya sea por los padres o por ti mismo, y déjame decirte, es normal y está bien que tengas cuidado. No te preocupes, nosotros vamos a ayudarte.

En este artículo te mostramos cuales deben ser los recaudos más importantes que debes tomar para cuidar la perforación en la lengua. Sigue nuestros consejos y podrás disfrutar del piercing como es debido.

Como cuidar una perforacion en la lengua para un piercing

1) Usa enjuague bucal sin alcohol 4 o 5 veces al día durante un máximo de 60 segundos, incluso después de las comidas y antes de acostarte. Quizás arda un poco, pero hazlo para matar todas las bacterias posibles de la boca.

2) No toques el piercing a excepción del momento de limpieza, y siempre lávate las manos con jabón antibacterial antes de manipular en la zona de la perforación.

3) Seca el piercing después de limpiarlo con una toalla de papel. Nunca uses una toalla o un paño que puede contener gérmenes y bacterias.

4) Deja que unos cubos de hielo pequeños se derritan sobre la lengua para ayudar a disminuir la inflamación. Asegúrate de que son pequeños trozos de hielo para no congelar la boca.

5) Evita el tabaco, el alcohol, la cafeína, el chicle, y sobre todo, evita jugar con el piercing durante la curación, ¡en serio, no juegues! Sé que es tentador, pero ya tendrás tiempo para hacerlo. Ponte en la cabeza que debes dejar “descansar” esa zona.

6) Evita los alimentos picantes, calientes, salados o ácidos por un tiempo. Estos pueden causar picazón y ardor cerca de la perforación.

7) Nunca saques el piercing durante la fase de curación. Y si te duele o algo, no lo saques, en lugar de eso acude a quién te lo colocó o a un médico de confianza. No tengas miedo, es que algunas veces la zona se inflama naturalmente.

En caso de que sientas que se inflamó pero no demasiado, es buena idea tomar bebidas frías, ya que pueden ayudar a aliviar y reducir la inflamación durante la curación. También – obviamente consultados con tu médico de confianza – debes saber que los analgésicos como ibuprofeno son buenos para reducir la inflamación.

¡Valora el artículo!