Etiquetas Articulos etiquetados con "limpiar ollas"

limpiar ollas

35

De vez en cuando hay que darle una limpieza profunda a los utensilios de cocina de acero inoxidable para devolverle la vida. Aquí mostramos una técnica.

Como limpiar manchas difíciles en utensilios de acero inoxidable

Coloca la olla o sartén sucia sobre la hornalla de la cocina. Llénala hasta el tope con agua.

Como limpiar manchas difíciles en utensilios de acero inoxidable: Paso 1

Enciende el fuego y lleva a ebulición. Deja hervir durante unos 20 minutos.

Como limpiar manchas difíciles en utensilios de acero inoxidable: Paso 2

Después de 20 minutos, las partes quemadas de color marrón y negro se deben aflojar del utensilio. Raspa suavemente con una cuchara de madera.

Retira del fuego y vierte el agua sucia.

Cubre el fondo del utensilio con bicarbonato de sodio y frota con un paño.

Enjuaga bien.

Como limpiar manchas difíciles en utensilios de acero inoxidable: Paso 3

Si el utensilio está particularmente sucio, y el agua no hace el truco, puedes repetir el proceso pero esta vez con vinagre suficiente para cubrir el fondo de la olla o sartén antes de agregar el agua. Algunas personas encuentran que el agua hirviendo con vinagre es ideal para las manchas realmente difíciles.

Sigue leyendo aquí para una limpieza de acero inoxidable más profunda.

33

Completa una hamburguesa y papas fritas, pero hay otras cosas que también puede hacer la salsa de tomate.

Usos raros y efectivos para la salsa de tomate

Combatir el daño del cloro

Si el cloro de las piscinas está convirtiendo tu cabello rubio en verde, o simplemente le da a tu pelo un olor no deseado, elimina el problema con salsa de tomate. Para evitar un desastre, intenta esto en la ducha. Masajea salsa de tomate generosamente en el cabello y déjala durante quince minutos, luego lava, y termina de limpiar tu pelo con champú para bebés. El olor y el color debe desaparecer.

Sacar brillo a ollas de cobre

Cuando las ollas y sartenes de cobre – o moldes decorativos – se vuelven deslucidas, devuélveles la luz con salsa de tomate. Es más barato y seguro que cualquier producto comercial. Recubre la superficie de cobre con una capa delgada de salsa de tomate. Deja reposar durante 5 a 30 minutos. Los ácidos en la salsa de tomate van a reaccionar con el óxido. Luego enjuaga y seca la olla de inmediato.

Mantener las joyas de plata brillantes

Si tu anillo, pulsera o pendiente tiene una superficie lisa, colócala en un pequeño tazón de salsa de tomate por unos minutos. Si tiene una superficie mecanizada o detallada, utiliza un cepillo de dientes para trabajar la salsa de tomate en las grietas. Para evitar dañar la plata, no dejes la salsa de tomate mucho tiempo sobre la joya. Enjuaga el accesorio, límpialo, sécalo, y ya está listo para usar.

193

Si en casa tenemos alguna olla que con en un descuido mientras cocinamos se nos quemo y no encontramos la manera de limpiarla. Y todos los días intentas limpiarla, lavándola y lavándola con mucha fuerza pero no logras limpiarla de ninguna manera. ¡CUIDADO! Nunca intentes rasparla para quitarle lo quemado podría rayarse, mas cuidado todavía si tu olla es de teflón, terminarías arruinándola definitivamente y tendrías que comprarte una nueva. Para limpiarla más fácil puedes usar los productos de limpieza que encuentras en los supermercados.

Pero en esta nota te daremos algunos trucos caseros para que recuperes tu olla preferida te aseguro que quedara como nueva sin necesidad de compres otra.

Limpiar olla quemada

Empecemos

  • Primero debes enjuagar la olla muy bien con agua hirviendo, luego llene la olla de agua hirviendo y déjala remojando con la parte quemada durante 15 minutos.
  • Lava su olla de manera común, como lo hace diariamente, con detergente y esponjita para eliminar los restos.
  • Si su olla aun sigue muy quemada, coloque agua y detergente y póngala a hervir durante 10 minutos a fuego lento. Enjuague y quite los restos con esponja
  • Si ves que tampoco funciono y tienes todavía muchos restos quemado, no te des por vencida, prueba hirviendo lavandina y agua. Ten mucho cuidado de no oler el vapor de este podría hacerte mal. Vuelve a enjuagar comúnmente. Seguro ya se te ha limpiado!
  • Para limpiar nuestras ollas de acero tenemos que aplicarle bicarbonato y agua tibia y dejar actuar por algunos minutos.
  • Si alguna de tus otras ollas, pavas, o jarritos contienen sarro ponlo a hervir con vinagre blanco y enjuaga. Si todavía quedo sarro coloca vinagre puro y déjalo reposar toda la noche y listo enjuaga como de costumbre. ¡Y ya tenemos limpia de sarro nuestros utensilios!